Gasta con inteligencia, ahorra e invierte: 7 formas de aprovechar al máximo tu aguinaldo.

Escrito por el Ene 20, 2009 en Artículos de Interés, Consejos | 0 comentarios

     Cualquier momento es propicio para tomar el control de nuestras finanzas, pero cada inicio de año se dan las condiciones económicas y psicológicas para hacer borrón y cuenta nueva e inciar cambios trascendentales en todos los ambitos de nuestra vida. Sigue estos consejos y haz un propósito de año nuevo que, ahora si, revolucione tu vida financiera y cambie tu presente y, sobre todo, tu futuro.   Transforma tus finanzas y empieza un año lleno de ahorro, proyectos y buenas inversiones.

Indiscutiblemente, tener unas finanzas personales sanas es la base para lograr, a lo largo de nuestra vida, todas y cada una de nuestras metas económicas, como incrementar nuestro patrimonio, comprar un auto, una casa, manteneros al dia en cuestiones academicas, aducar a nuestros hijos en los mejores colegios y contar con lo necesario para vivir cómodamente una vez que concluya nuestro ciclo laboral. Pero, Cómo podemos lograr tener unas finanzas personales sanas?

Antes que nada, vamos a definirlas: De acuerdo con los expertos, éstas se caracterizan porque los ingresos netos mesuales que percibe una persona le son suficientes para cubrir sus gastos corrientes y pagar sin problemas sus deudas relacionadas con la compra de auto, casa y tarjeta de crédito. Ello implica que, en conjunto, el pago de todas nuestras deudas o créditos no rebase el 40% del ingreso neto mensual.

Un estatus financiero así le permite a la gente contar con la liquidez necesaria que le demanda el iniciar un plan de ahorro con disciplina y constancia, y después de cierto periodo, incrementar su patrimonio a través de la inversión financiera o de la apertura de un negocio propio que podría convertirse en una segunda fuente de ingreso .

Cuándo es conveniente tomar el control de nuestras finanzas personales?: cualquier momento es propicio, por supuesto, pero cada inicio de año se dan las condiciones económicas y psicológicas para hacer “borrón y cuenta nueva” e iniciar cambios trascendentes en todos los ámbitos de nuestra vida.

   Aquí nos ocuparemos de encontrar la manera de cómo lograrlo en el aspecto financiero, partiendo de la premisa de que disponemos de más recursos que en el resto del año para modificar sustancialmente la salud de nuestras finanzas. Es decir, nuestro mejor aliado para lograrlo es el aguinaldo o el conjunto de ingresos “extraordinarios” de los que podemos echar mano en esta época.

   A continuación te damos siete posibles opciónes para utilizar el aguinaldo, sanear tus finanzas y fortalecerlas. La importancia y porcentaje de ingresos extraordinarios que destines a cada punto depende de tu situación financiera. Identifica los rubros que te urge atender, y si no tienes problemas de dinero que te quiten el sueño, entonces encontrarás ideas para canalizar tus ingresos extras, para que no se te vayan de las manos.

  1. Pago de deudas.
  2. Ahorro e inversión: El ahorro constante y con disciplina puede ser el inicio de un nuevo plan de vida.
  3. Invierte en tu imagen.
  4. Primas anuales de Seguros: no contemples la compra de un seguro como un gasto, sino como una inversión.
  5. Agrega valor a tu patrimonio.
  6. Inicia tu propio negocio.
  7. Invierte en tu educación.

Cómo dividir el aguinaldo?

Las recomendaciones de la Procuraduría Federal del Consumidor son:

  • Con finanzas sanas: 25% al pago de deudas, 40% al ahorro y 35% a consentirse.
  • Con finanzas en problemas: 60% al pago de deudas, 20% al ahorro y 20% a consentirse.
  • Con finanzas en estado de emergencia (cuando  más del 50% del ingreso se destina a pagar deudas):  100% al pago de deudas.

No formes parte de las estadísticas

960 mil personas tienen problemas de sobreendeudamiento, que representa entre 3% y 4% de los hogares mexicanos, la mayoría por el mal manejo de sus tarjetas de crédito.

 

Este artículo es un extracto del artículo completo publicado en la revista “Inversionista”, en su edición de diciembre de 2008, página 30,  por Matiana Flores.

Deje una respuesta.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *